salud emocional

¿Cómo cuidar la salud emocional en tiempos de crisis?

La salud emocional es una de las mayores riquezas que poseemos, disfrutar de ella nos proporciona bienestar, equilibrio, tranquilidad…Sin embargo, en las circunstancias actuales de crisis toma una mayor relevancia mantenerse con una actitud sana y positiva, es primordial, de lo contrario, pasas a ser parte del problema perdiendo la capacidad de tomar acciones que te benefician.

Muchas personas no lo consiguen por diversas circunstancias, ya sea por la pérdida de un ser querido, por la situación económica, por enfermedad o contagio del Covid… Existen infinidad de motivos que pueden llegar a desencadenar la ansiedad, la depresión, el miedo, la incertidumbre y la angustia.

Las circunstancias son las que son. Sean cuales sean los motivos, tienes que tener claro que tú, solo tú eres responsable de tu mundo, tú decides cómo vas a actuar, cual es la posición que vas a tomar frente a los acontecimientos que estamos atravesando, no puedes controlar los eventos externos, pero sí puedes decidir cómo enfrentarlos.

¿Cómo puedes mantener tu salud emocional?

  • Escucha tu necesidad:
    Es de vital importancia que tomes consciencia de tu necesidad, desde la más sencilla como es beber agua en el momento que desees, acudir al baño cuando sientas la necesidad (las mujeres solemos posponer esta necesidad, lo cual puede provocarnos infecciones), tomar descansos cuando tu cuerpo te lo pide (dentro de lo posible)… En definitiva, cuando prestas atención a tu necesidad significa que te reconoces, que eres importante para ti mismo, y que estás pendiente de ti en cada momento.
    Haz este ejercicio durante 1 semana prestándote atención durante el día, verás lo sorprendente que resulta este pequeño y gran ejercicio, (si por algún motivo en ese momento no puedes cumplir con esa necesidad, hazle saber a tu mente que la has escuchado y pacta con ella hacerlo en cuanto puedas).
  • Reconoce tus emociones:
    Miedo, incertidumbre, frustración. Cuando reconoces tus emociones tienes más posibilidades de trabajar en ellas, ya que, si no las desafías permanecerán contigo limitando tus capacidades. Además de observarlas podrás encontrar la intención positiva detrás de esas emociones. Cuando prestas atención a tu inconsciente lo haces consciente y a través de la observación; tú puedes transformar tu realidad.
    Recuerda: las emociones son parte de tu condición humana, están para mostrarte el camino de la evolución; el dolor y la tristeza, son emociones pasajeras, se alejarán de ti cuando hayas comprendido lo que han venido a enseñarte. Por lo tanto, contempla las circunstancias que estás atravesando como un reto para ti, para transformarte, para desarrollar tus capacidades de adaptación a la nueva realidad.
  • Utiliza tu poder:
    Transformando tus pensamientos negativos en positivos, pon a tu disposición tu mente. ¿Cómo? utiliza tu poder de decisión, ten en cuenta que, toma el mismo tiempo y energía tener pensamientos positivos y negativos, sin embargo, la elección entre uno y otro marcará la diferencia. Si te enfocas en lo que sí quieres, cómo quieres estar, pensando en cómo te verás obteniendo lo que deseas, tomando las acciones necesarias para alcanzar los objetivos a través de tus habilidades.
  • Despójate de las cargas emocionales y de los ‘’deberías’’. Todo cuanto no te sirve: apegos, resentimiento, odio, culpas, amistades improductivas, relaciones insanas, hábitos que perjudican tu salud… Estas cargas te impiden evolucionar, ¡suéltalas! y sustitúyelas eligiendo tomar acción desde tu libertad de elegir y no por obligación.
    Por cada emoción negativa reemplázala por un pensamiento o acción positiva (una sonrisa, un saludo cordial, una felicitación sincera a alguien por algún logro, desarrollar la empatía, encontrar el lado positivo de las cosas)… estas acciones al principio quizás te parezcan forzadas o inútiles, pero ten en cuenta que necesitarás un periodo para integrar estos nuevos hábitos.Tus pensamientos se convierten en químicos, y comenzarás a hacer esa transformación en tu biología, por lo tanto, ten paciencia y sé perseverante.

La decisión de un cambio no es fácil, pero es necesario si quieres tener una vida sana y feliz. Cuida tu salud emocional.

¿Quieres comenzar con la programación neurolingüística?

Te invito a que realices la primera sesión de PNL gratis de 30 minutos de duración. Contacta conmigo para cuadrar una cita. Te espero.